EsEn

Científicos desarrollaron una “Pared marina viva” que limpiará los océanos.

06 Febrero 2019

Según la investigación realizada, el equivalente a un camión de basura repleto de plástico es arrojado al océano cada minuto.


La automotriz sueca Volvo se ha unido al esfuerzo para rescatar los océanos de la contaminación, formando una alianza con el Instituto de Ciencias Marinas de Sydney y el estudio de diseño Reef Design Lab con los que desarrollaron unas piezas hexagonales con textura similar a la estructura de las raíces de los mangles para ser colocadas sobre las rompeolas en las costas de Sydney. Las 50 piezas impresas en 3D añaden complejidad a la estructura existente de las paredes para proveer un mejor hábitat para la vida marina.


Debido a la contaminación que hay en Sidney australia, y a que más de la mitad de la costa de es artificial, el rico habitat marino del mar australiano ha sido reemplazado por rompeolas repletos de residuos de plástico. La llamada “Living seawall” esta diseñada para añadir biodiversidad a la zona atrayendo organismos que filtran el agua mediante su alimentación de partículas y metales pesados ayudando a mantener el agua limpia.

Las piezas fueron instaladas a lo largo de la estructura existente en el puerto de Sydney y será monitoreado por los investigadores del instituto durante las próximas dos décadas para comprobar la mejora en la biodiversidad y calidad del agua.