EsEn

VENTAJAS DE LA ENERGÍA SOLAR

21 Diciembre 2017

Como sucede con cualquier otra fuente renovable, las principales ventajas de la energía solar residen en que es un recurso limpio, es decir, respetuoso con el medio ambiente, e inagotable, puesto que su materia prima es el Sol.

La energía solar fotovoltaica produce electricidad; la solar térmica se usa para producir calor para cocinar, agua caliente sanitaria o calefacción; y la termoeléctrica para generar electricidad y generación de calor, principalmente para procesos industriales.

Ser menos dependientes de fuentes de energía como lo son el gas, el petroleo, supone un ahorro económico muy importante y, también, una significativa reducción de las emisiones contaminantes. Incluso hay expertos que aseguran que las energías renovables, incluida la energía solar, podrían sustituir por completo el empleo de combustibles fósiles en nuestro país.

Pero, en un entorno doméstico, pocas personas saben que las instalaciones de energía solar requieren muy poco mantenimiento y son muy fiables y duraderas. Por ejemplo, la garantía de la producción de los paneles solares es de 25 años, con una vida útil alrededor de los 35 años, con el mantenimiento adecuado. Estas instalaciones para viviendas no producen deshechos, residuos, ni humos o malos olores y son prácticamente invisibles, ya que se pueden colocar en el tejado.

Energía para zonas desfavorecidas y aisladas

En zonas rurales y aisladas, por ejemplo, la energía solar fotovoltaica puede proveer de electricidad a una comunidad o a una sola vivienda, y la energía solar térmica proporciona agua caliente sanitaria y calefacción. Por ello, la energía solar es un sistema muy adecuado para países en vías de desarrollo.

Se calcula que aproximadamente el 40% de los captadores solares instalados en el mundo se encuentran en China. La energía que generan permite abastecer de agua caliente a 10 millones de familias, lo que supone un ahorro de 6,3 millones de toneladas de carbón al año, o lo que es lo mismo, ¡evitar la emisión de más de 13 millones de toneladas de CO2!

A medida que la energía solar va ganando competitividad, gracias a los avances tecnológicos y la mejora de los procesos de producción, sumará a sus ventajas el resultar igual o más barata que los combustibles fósiles, pero libre de sus inconvenientes.